Mohammed-Bouazizi

Mohammed-Bouazizi

A un vendedor de frutas le decomisaron su carrito así por que sí. Que si la ley esta, que si la ley aquella. Pero ese carrito era el único sustento que tenía aquel hombre para alimentarse a sí mismo y a los suyos. Levantó su rostro y reclamó su dignidad. Entonces ocurrió algo inesperado: al perderlo todo perdió hasta el miedo.

Continuar leyendo en Realidad Holografica

Anuncios